martes, 20 de enero de 2015

Último asalto

Las gotas de sudor descienden por sus párpados y dejan un reguero de sal por sus mejillas hinchadas y enrojecidas. Una lágrima se escapa furtiva de su ojo violáceo y se entrelaza con la humedad de su cabello oscuro mojado. Su mirada expresa furia y dolor, punzadas que le atraviesan cada uno de sus músculos en tensión. Todo su cuerpo se encuentra preparado como una pantera para saltar sobre su víctima en el momento adecuado. Sus pies permanecen clavados en el suelo, doloridos y sangrantes.

Una banqueta soporta toda su masa corporal, trabajada en el gimnasio durante semanas para este único día. Unos últimos minutos que tal vez cambien el transcurso de su vida, pero no su destino. Coge una toalla del suelo y se seca con ella el sudor que recorre su rostro y su pecho. Con esfuerzo se pone en pie y se prepara para la señal. Sus manos se cierran en puños y se preparan para ese último movimiento certero.


No se plantea que hará después de aquello, no importa. Un leve brillo de confianza cruza sus ojos azules e ilumina el futuro que le deparará ese golpe. Sólo necesita un instante y habrá conseguido su mayor anhelo. La moneda está en el aire, se presentan dos posibilidades y un único ganador.


PD: Retrato de un personaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario